LUGARES

Jardín del Príncipe de Anglona, Madrid

El Jardín del Príncipe de Anglona es uno de los pocos oasis de tranquilidad que aún quedan en el centro de Madrid. Lugar perfecto para escapar del bullicio que la ciudad desprende. Situado en el histórico Madrid de los Austrias entre la Plaza de la Paja y la calle Segovia. Es uno de los pocos ejemplos que ha llegado a nuestros días de las casas y jardines de los nobles de la Corte madrileña de finales del siglo XVIII.

Entre los diversos propietarios, cabe destacar por la importancia al XI Conde de Benavente, Antonio Alfonso Pimentel y Herrera Ponce de León, que obtuvo la propiedad por matrimonio con Isabel Francisca de Benavides, hija de los Marqueses de Jabalquinto y Villareal.

 

Su diseño original fue llevado a cabo por Nicolás Chalmandrier en 1761 pero posteriormente ha sufrido varias transformaciones. La siguiente de manera importante es llevada a cabo en 1802, cuando se realiza en el Palacio una gran transformación con motivo de la adecuación de este para ser la residencia, tras su boda, del XI Marqués de Peñafiel, Francisco de Borja Téllez-Girón, primogénito de la Casa de Osuna, con María Francisca Felipa de Beaufort y Toledo. Esto dará su configuración definitiva, que perdurará hasta nuestros días.El Marqués posteriormente es nombrado X Duque de Osuna, por lo cual abandona la casa, que pasa a su hermano Pedro de Alcántara Téllez-Girón, Príncipe de Anglona y Marqués de Jabalquinto: Teniente General de los Reales Ejércitos.

En 1872 el Marqués de la Romana compra la casa al heredero del Príncipe de Anglona.

El jardín tal y como lo encontramos hoy fue un encargo de los Marqueses de la Romana a Javier de Winthuysen en 1920, pintor y diseñador de jardines.

De 1940 a 1978 la Casa-Palacio es alquilada por el Ayuntamiento de Madrid y se convierte en dependencia de la “Sección de Estadística y Empadronamiento”.

En 1978 pasa a titularidad Municipal y en el 2002 se abre para uso público.

No se encontraron comentarios

Deja una respuesta